Pequeños organismos del mar, nuestro pulmón del planeta

Adriana Guadalupe Herrera Vivas

Tipo: Artículo de Divulgación Científica

¿Has pensado alguna vez en la respiración?, ¿cómo obtenemos el oxígeno que respiramos?

Respiramos porque necesitamos oxígeno, elemento esencial en los procesos de la mayor parte de las células vivas, gas que constituye el 21% de nuestra atmósfera terrestre (1). Es muy común pensar que la mayoría del oxígeno que respiramos proviene de los árboles y selvas, sin embargo, los ecosistemas terrestres producen solo el 28% del total que se produce en la Tierra (2).

¿Pero… y si te comento que la mayor parte del oxígeno en realidad viene de pequeños organismos en el océano?, ¿te imaginas?

Hace unos meses se daban noticias sobre los incendios en la selva Amazónica. Durante este evento de tal magnitud, escuchamos una afirmación que, sin restar gravedad a lo que aconteció en uno de los lugares más importantes para la biodiversidad no paraba de repetirse: “arde el pulmón del planeta”. Existe la extendida y errónea creencia de que los bosques y selvas son los principales productores de oxígeno de nuestro planeta, lo que viene a ser una idea equivocada, no por restar importancia al papel que las selvas y bosques desempeñan, si no por dársela a los verdaderos responsables: los océanos.

En los océanos se encuentran los verdaderos organismos responsables de que podamos respirar, sin estos organismos los mares serían un vasto y yermo páramo líquido.Estos pequeños seres, llamados algas, realizan fotosíntesis al igual que las plantas que conocemos. La fotosíntesis es el proceso donde utilizan el dióxido de carbono o CO2(como el que expulsamos al respirar), agua y energía solar para realizar sus propios alimentos. Estas microscópicas criaturas producen entre el 50 y el 85 % del oxígeno que se libera cada año a la atmósfera y es una razón para decir “nuestras vidas dependen de las algas”. La acción de estos organismos en nuestro planeta cumple una doble función, cediendo por un lado el imprescindible oxígeno a la atmósfera, y retirando de ella a su vez el CO2. Este hecho es muy importante ya que conocemos los altos índices de contaminación que a la larga nos llevan al calentamiento global.

Hace unos 3 500 millones de años las cianobacterias (algas azul-verdes) aparecieron y comenzaron a liberar oxígeno a la atmósfera como producto de desecho de la fotosíntesis, reestructurando toda nuestra biosfera. Los niveles de oxígeno aumentaron y comenzó la evolución de todos los organismos, dando lugar en el camino a los humanos (3). Por cambiar la atmósfera y el curso de la evolución, las algas merecen nuestro agradecimiento.

Recuerdas cuando visitaste algún lago, estanque o incluso dado un paseo por la playa, entonces conoces las algas, no solo a las grandes que encuentras varadas cerca a la arena y rocas, sino también las microalgas que son mucho más diminutas. Las algas fácilmente visibles son en su mayoría de tres grupos con nombres simples y coloridos. Son las algas: verdes, rojas y marrones (o Chlorophyta, Rhodophyta y Phaeophytarespectivamente), también tenemos a las microalgas, que son microscópicas y de diseños muy hermosos. Las microalgas son bastantes pequeñas, solo vistas con la ayuda de un microscopio, pero pueden alcanzar densidades casi inimaginables. En la Figura 1 puedes observar a las algas pardas, mientras que, en la Figura 2 un tipo de microalga vista desde un microscopio.

Figura 1.Alga parda Macrocystis secaen laguna Grande en Paracas. Créditos: Jaraj Padilla
Figura 2. Arthospira platensis vistaen el microscopio con un aumento de 40x.

LAS ALGAS, ¿SON BENÉFICAS O PERJUDICIALES?

La conciencia de las algas puede derivar de situaciones básicamente malas, como reportajes y noticias sobre mareas rojas venenosas y envenenamiento por mariscos, las cuáles nos hablan de masas de algas verdes que amenazan algún evento, muerte de algunos animales o lo más común, problemas de algas en las piscinas. A todo esto, uno no puede evitar pensar: “Las algas son malas”.

Pues bien, esta afirmación viene a ser una noción también errónea. Hay muchos usos para las algas marinas y las microalgas en una amplia gama de industrias. Las algas marinas son ricas en nutrientes, como fibra, yodo y vitamina K, y han sido una fuente importante de alimentos y fertilizantes para las comunidades durante muchos años (4). Por otro lado, aquellos que aman los mariscos deben agradecer a las algas porque estas son las principales productores de los que dependen los ecosistemas acuáticos.

Las algas comestibles y las microalgas ahora están ganando popularidad en todo el mundo, especialmente en Asia, donde la demanda de productos comestibles de algas marinas está aumentando debido al mayor interés en los beneficios para la salud. El alga roja Porphyra, se cosecha como Nori y es el envoltorio de color púrpura oscuro-rojizo utilizado en el sushi de todo el mundo. Estas algas se encuentran entre las algas marinas más bellas y se ha encontrado que muchas de ellas contienen compuestos farmacéuticos útiles (con efectos antibacterianos, antivirales o anticancerígenos) (5).

Los extractos de algas marinas también se utilizan comúnmente como agentes espesantes en la fabricación de alimentos para productos como helados y aderezos para ensaladas. Hay muchos otros usos para las algas marinas y las microalgas, incluso en cosméticos y productos farmacéuticos, piensos (alimento) para acuicultura y también como materia prima de los bioplásticos (Figura 3). Las microalgas también producen grandes cantidades de aceite que se puede utilizar como biocombustibles (6).

Figura3.Ejemplos de productos bioplásticos de algas marinas.Adaptado de https://app.biorender.com/

Hoy en día, tenemos algas que permanecen en el anonimato, desconocidas por quienes más las necesitan. Cada día podemos tener la oportunidad de hallar una nueva especie. Es importante sensibilizar a la población sobre la importancia económica, para la salud y el ambiente de las diferentes especies de algas, las cuales han sido poco estudiadas.

Con la ayuda de estos pequeños seres podemos salvar el planeta de las diversas amenazas que actualmente enfrentamos. Las rosas son bonitas y los robles son impresionantes, pero ningún otro grupo de organismos ha hecho tanto, durante tanto tiempo y, con tantos beneficios, ¡como lo han hecho las algas!

REFERENCIAS

1. Erickson, J. 2015. Variaciones en el oxígeno en la atmósfera de la Tierra alteraron significativamente el clima global a través de la historia del planeta. Revisado el 1 Juniodel 2022 de:

https://espanol.umich.edu/noticias/2015/06/12/variaciones-en-el-oxigeno-en-la-atmosfera-de-la-tierra-alteraron-significativamente-el-clima-global-a-traves-de-la-historia-del-planeta/

2. Hoegh-Guldberg, O. & Bruno, J. F. 2010. The impact of climate change on the world’s marine ecosystems. Science, 328(5985), 1523–1528.

3. Kump, L. R. 2008. El aumento del oxígeno atmosférico. Naturaleza, 451: 277–278.

4. Lewin, J. 2021. The health benefits of seaweed. BBC Good Food. Revisadoel 2 de Juniodel 2022 de:

https://www.bbcgoodfood.com/howto/guide/health-benefits-seaweed

5. Gheda, S., El-Sheekh, M., & Abou-Zeid, A. 2018. Actividad anticancerígena in vitrodel polisacárido extraído del alga roja Jania rubenscontra líneas celulares de cáncer de mama y colon. Asian Pacific Journal of Tropical Medicine, 11(10): 583.

6. Suganya, T., Varman, M., Masjuki, H. H., & Renganathan, S. 2016. Macroalgas y microalgas como fuente potencial para aplicaciones comerciales junto con la producción de biocombustibles: un enfoque de biorrefinería. Renewable and Sustainable Energy Reviews, 55: 909–941.

Cita este artículo como: Herrera, Adriana. 2022.Pequeños organismos del mar, nuestro pulmón del planeta. Revista Peruana de Divulgación Científica en Genética y Biología Molecular[en línea]. Lima: Editorial IGBM, 3(4): 41–45. ISSN: 2415–234X.

Disponible en: http://igbmgenetica.com/revista-rdgbm/

Adriana Guadalupe Herrera Vivas

Estudiante de Microbiología y Parasitología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM-Perú). Realiza un intercambio virtual en la Universidad Técnica Federico Santa Maria en Chile. Tiene experiencia en el área de la microbiología, ficología, biología molecular y educación ambiental, actuando principalmente en el uso de macroalgas para la agricultura. Pertenece a la revista Scientia, desempeñándose como Directora de Investigación Científica. Actualmente se encuentra realizando su tesis en el laboratorio de Ficología Marina de la UNMSM, investigando los futuros usos de las algas.

Divulgación científica en la revista SCIENTIAa través de artículos de revisión en diversos temas de ciencia. Creación de flyers, videos, infografías y podcast para la empresa GenPlant en temas de Bioquímica Vegetal. Talleres de experimentos de biología para niños con temática navideña en Ciencia en tu comunidad. Redacción de noticias de Biotecnología para la página de BioBlogs. Realizó una entrevista a Alexandra Elbakyan creadora de SciHub. Participación de proyectos de biodiversidad para la ONG grupo rana, enfocados en concientizar sobre el tráfico de animales silvestres a adolescentes de 13 a 16 años.
https://sites.google.com/unmsm.edu.pe/portafolio-de-divulgacion-dri/pantalla

https://www.linkedin.com/in/adriana-g-herrera-vivas-b07247120/

--

--

Realizamos investigación y divulgación científica en Genética y Biología Molecular https://linktr.ee/instituto.genetica.igbm

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store